Las mejores recomendaciones para evitar accidentes en la cocina

Varios estudios de bomberos han comprobado que la cocina es uno de los origines más habituales en incendios domésticos. “Evite distracciones cuando tenga cualquier cosa al fuego. Una conversación por teléfono, un programa en la televisión o buscar alguna cosa en internet puede hacernos olvidar que tenemos el fuego de la cocina encendido”, recomiendan desde el Departamento de Interior de la Generalitat.

La cosa se complica si entra el aceite en la ecuación, ya que la llama puede extenderse. Pero, debes evitar intentar apagarlo con agua, porque conseguirás que las llamas salten con el líquido.

La campana extractora también provoca muchos incendios domésticos. Se recomienda mantenerla limpia y libre de grasa acumulada para evitar que una chispa desde la sartén prenda con la grasa de la campana.

Debes saber que también es importante limpiar el tostador porque la acumulación de migas o suciedad puede originar una pequeña llama. Evita dejar el lavavajillas en funcionamiento o programado durante la noche, porque si hay un fallo y se origina un fuego podría propagarse mientras se está durmiendo.

Es importante instalar detectores de humos en casa. “La intoxicación por inhalación de humo y gases tóxicos es la principal causa de muerte en incendios domésticos en España: el 76,1% o, lo que es lo mismo, 3 de cada 4 personas fallecidas podrían haber tenido la oportunidad de salvarse si hubieran tenido instalado un detector de humos”, dice la Fundación Mapfre con APTB (Asociación Profesional Técnicos de Bomberos).

También puedes instalar cámaras acústicas para detección de fugas. Los profesionales de Ibertronix, expertos en sistemas termográficos, pirómetros portátiles, sistemas de visión para interior de hornos, explican que «las cámaras de imagen acústicas AI76 permiten detectar fugas de gas y cargas parciales de forma eficiente y correcta. Sus 136 micrófonos tipo MEMS de bajo ruido situados en su superficie de medición, permiten capturar ruidos situados en un intervalo de percepción entre 0kHz y 96 kHz, y por consiguiente detectar fugas de aire presurizado en cualquier tipo de entorno».

Es importante que la vitrocerámica tenga ese sistema de apagado de seguridad, pero sino lo tiene puede ser un peligro si se queda encendida. Si por un descuido te vas de casa y dejas la vitrocerámica encendida, gastarás más electricidad de lo deseado.

Pero es más grave si dejas la olla o la sartén encima de la vitrocerámica, ya que se quemará lo que estés cocinando y se corre el riesgo de acabar provocando un incendio.

Tampoco puedes dejar trapos cerca de la superficie de la vitrocerámica porque el sobrecalentamiento podría hacer que el trapo se queme y acabe ardiendo.

Otros accidentes que se producen en la cocina son los resbalones porque muchas veces el suelo está mojado o hay restos de grasa al haber cocinado.  Para evitar resbalones se recomienda limpiar las zonas en las que caiga alguna sustancia resbaladiza como aceite o agua.

Hay que tener cuidado a la hora de acercarse a coger cualquier cosa del horno, por lo que debes utilizar un guante protector o un paño.
Para evitar quemaduras debes tener en cuenta las siguientes recomendaciones: debes usar manoplas para tocar las asas de las ollas, alejar los objetos calientes o las llamas del alcance de los niños, tapar los alimentos que puedan salpicar, los niños no deben usar cerillas…

Si quieres evitar accidentes con la olla a presión. ABC informa que «cuando apaguemos el fuego, deja que la olla se enfríe y se libere el vapor de forma natural».

Debes tener cuidado con la fritura de alimentos. Este método consiste en la elaboración de alimentos en una cantidad determinada de aceite de oliva o de girasol bien caliente.
Para freír de forma segura debes tener en cuenta los siguientes consejos:

-Es importante usar sartenes, cazos u ollas que sean de un tamaño acorde con la cantidad de aceite que vayas usar. Lo ideal es usar sartenes grandes para evitar que el aceite se salga y pueda quemarnos.

-Cuidado con la cantidad de aceite, por lo que el cazo no puedes llenarlo nunca más de 2/3 de su capacidad.

-Si la sartén empieza a humear no tardará en quemarse. En ese momento debes apagar el fuego, retirar la sartén y dejar que se enfríe.

-Si dejas el mango de la sartén hacia fuera, hay un alto porcentaje de que lo golpees.

-No puedes añadir al aceite caliente determinados alimentos que están húmedos porque puedes quemarte. Si el alimento está húmedo puedes secarlo con papel absorbente para eliminarle ese exceso de líquido.

-Los mejores utensilios para sacar los ingredientes que estemos friendo son las espumaderas o pinzas.

Comparte el post:

Entradas relacionadas

Abrir un gimnasio

Claves para abrir un gimnasio

Cada vez más personas deciden cuidarse haciendo deporte. Por eso, muchos optan por invertir en abrir su propio gimnasio para