El mundo de la agricultora: todo lo que tienes que saber como empresa

No corren buenos tiempos para las empresas agrícolas. Ha llegado una tormenta perfecta en el mundo que ha provocado que las empresas dedicadas a este sector tengan la soga en el cuello. Y no es por ellos, que tienen muchas ganas de salir adelante y no paran de innovar, pero es cierto que llega un momento que ya no se puede hacer más. Y esto es lo que hemos visto durante muchas semanas con la tractoradas. Los agricultores, muy enfadados por la situación, decidieron sacar tus tractores a las calles y protestar.

Es cierto que causaron muchos problemas de tráfico en las ciudades, pero nunca he visto una movilización que haya caído también entre los ciudadanos. Y es que creo que somos conscientes de que si ellos desaparecen nosotros nos morimos de hambre. Durante la pandemia, que hace tiempo que pasó pero no podemos olvidar, los agricultores se convirtieron en héroes. Pues ahora no podemos dejarles caer y tienen que contar con todo nuestro apoyo.

Las cosas están claras y creo que los movimientos que se han realizado han dejado claro sus reivindicaciones. En primer lugar está claro que la guerra en Ucrania ha afectado mucho, pero también es cierto que lo que está haciendo más daño es la inflación. A ellos les suben todo, y es lógico que ellos lo tengan que subir. Pero sobre todo llama la atención cuando sus alimentos llegan al supermercado que es cuando se incrementa mucho. No nos parece justo que a los agricultores nacionales les impongan un montón de deberes que luego los agricultores de fuera no cumplen. Por ejemplo me refiero a los fertilizantes y a los pesticidas. Tú no les puedes usar en tus tomates, pero los que se importan de Marruecos no hace falta. Eso no es justo. Y así con muchas cosas.

Pero pese a todo, lo que queremos destacar con este artículo es que el mundo de la agricultora como aventura empresarial, merece la pena. Por eso, si estás interesado en dedicarte a una empresa de agricultura, lo primero que tenemos que decirte es que eres un valiente, y luego que aquí tienes algunas cosas importantes que debes tener en cuenta.

Conocimientos

Igual que ocurre cuando se quiere montar un bar, de verdad que no todo el mundo vale para algunos negocios. Por eso, te recomendamos que tengas conocimientos agrícolas. Hay que tener una base de cultura agrícola en temas como cultivos, técnicas de cultivo, cuidado del suelo, gestión de plagas y enfermedades, utilización de fertilizantes y todos los aspectos relacionados con la agricultura.

Por ejemplo tienes que saber que hay mucho tipo de cierres agrícolas, son diversos tipos de malla para proteger, cubrir o mejorar el campo. Esto te da protección frente a plagas, delimitación para animales de gran tamaño, fabricación de jaulas o mallazos para granjas. Pero claro, como nos indican desde Spadico, una empresa especialista en suministros industriales de diferentes sectores como es el caso del campo, hay que saber de lo que estamos hablando.

Planificación y gestión

Como suele ocurrir en todas las empresas, hay que realizar un programa de planificación y de gestión para saber gestionar los recursos. Y en este caso tanto humanos como de materiales. Hay que saber que aquí nadie regala nada.

Conocimientos financieros

Es cierto que no solo vale con mirar al cielo, también hay que mirar todos los días los números de nuestra cuenta corriente. Algunos profesionales del campo prefieren dejarlo en manos de gestoría, pero también otros prefieren ahorrarse ese dinero. Además, debes conocer la normativa y legislación agrícola que está vigente en estos días. También otros aspectos como de materia de seguridad alimentaria, permisos de cultivo, y todos los temas relacionados con el campo.

Gestión de riesgos

Por último, tienes que ser capaz de identificar y gestionar los riesgos asociados a la agricultura. Si te estás preguntando cuáles son, pues tienes que saber las condiciones climáticas, los cambios en los precios de los productos agrícolas, y sin olvidar las posibles enfermedades de los cultivos.

Pero ante todo, tienes que saber que la agricultura es una actividad que requiere de un alto grado de compromiso, dedicación y pasión. Recuerda el sacrificio que tuvieron nuestros antepasados, ya que es una labor que implica un trabajo constante. Por eso te decimos que si estás dispuesto a adquirir estos conocimientos y habilidades, pero también para afrontar todos estos desafíos que implica la gestión de una empresa de agricultura, ya puedes estar preparado para iniciar tu propio negocio en este sector. Mucha suerte.

 

Comparte el post:

Entradas relacionadas